Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Por favor lea nuestra política de privacidad para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminar o bloquearlos.

GESTIÓN DE RIESGOS - TRANSFORMANDO SITUACIONES ADVERSAS EN OPORTUNIDADES

Francisco Barragán , Gerente de Auditoría TI |

11 noviembre 2020

En el panorama mundial este año será recordado como el inicio del período de mayor incertidumbre para la sociedad, mercados y organizaciones de la historia reciente.

Los estudios de riesgos más reconocidos y sus modelos de probabilidades no acertaron en la llegada de una pandemia, menos aún de los efectos para gobiernos y el sector empresarial.

El proceso de adaptación a la nueva realidad para las organizaciones se ha basado en la toma de decisiones sobre la marcha y en muchos casos con un alto impacto a las operaciones, ya en el cuarto trimestre del año y en el contexto mundial, la situación de la pandemia al contrario de estabilizarse se avizora con más incertidumbres que certezas.

Entre las fuentes de riesgo más críticas que surgieron con la pandemia y que se han mantenido hasta el momento tenemos:

  • Inexistencia de planes de continuidad de negocio.
  • Desviaciones de las normas internas y externas.
  • Fallas en los controles financieros internos.
  • Caída de ingresos, costos operacionales sin cambios y disminución del flujo de caja.
  • Proveedores críticos de la cadena de suministro no preparados y sin planes de contingencia.
  • Dependencia a la tecnológica que ha aumentado los niveles de ataques cibernéticos a la infraestructura de TI.
  • Ausencia de personal por contaminación de covid.
  • Capital humano desmotivado, ansiedad social y pérdida de talentos.

La respuesta del sector empresarial ha sido reactiva en su mayoría, incluso para aquellos que si contaban con una gestión de riesgos no calcularon una interrupción de sus operaciones y el impacto negativo para sus finanzas ha sido inevitable.

Para contrarrestar esta crisis en las organizaciones se deben gestionar los riesgos,  identificándolos y dándoles un tratamiento en el contexto actual de la pandemia, esto conlleva algunas actividades:

  • Para ser eficientes en el análisis, debemos escoger aquellos riesgos que tengan los efectos más adversos para los procesos críticos de la empresa.
  • Debemos definir la probabilidad de ocurrencia de estos riesgos y el impacto. Se requiere la participación de la Alta Dirección y los cargos claves para considerar todos los escenarios posibles dados la alta volatilidad de los mercados y los constantes cambios.
  • Determinaremos el nivel de riesgo, en este caso debe ser en base a una calificación simplificada.
  • Con todo lo realizado anteriormente ya podríamos darle un tratamiento al riesgo y proponer los controles y actividades que permitan minimizar sus efectos negativos.
  • Deberemos implementar los controles definidos y en ciertos casos incluirán el desarrollo de planes, se deben identificar responsables y darle seguimiento en el tiempo para medir sus avances.
  • Finalmente se evaluará periódicamente las probabilidades y los escenarios de riesgos, así como las potenciales fuentes de riesgos en los actuales entornos muy dinámicos y cambiantes.

La gestión del riesgo es el capítulo pendiente en las empresas, requiere ser atendida urgente bajo el liderazgo y compromiso de la Alta Dirección. Las estrategias que se planteen deben estar acompañadas de creatividad y el suficiente “apetito de riesgo” que permita anticiparse a los escenarios de alta incertidumbre que depara el futuro inmediato y lograr transformar las situaciones adversas en oportunidades para nuestros colaboradores y la organización, para esto BDO Risk Advisory tiene personal capacitado y alta experiencia para apoyarlo en este proceso y generar los resultados que su empresa actualmente lo necesita.

Contáctenos

Número Telefónico:
+
Es cliente BDO?:

Enter security code:
 Security code