Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Por favor lea nuestra política de privacidad para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminar o bloquearlos.

AUDITORÍA INTERNA - LA CLAVE PARA EVITAR RIESGO EMPRESARIAL

Santiago Bedoya , Gerente Risk Advisory Services (RAS) & IFRS |

11 noviembre 2020

Después de alrededor de 8 meses de atravesar por la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, muchas Compañías de distintas industrias, entidades públicas, educativas, entre otras, así como la vida cotidiana de las personas, en general, han sufrido un cambio drástico que ha generado impactos lamentables, a todo nivel.

En el ámbito empresarial, las medidas adoptadas para contener el contagio y propagación, al igual que aquellas dispuestas para mitigar los efectos económicos adversos, han reflejado una falta de preparación a todo nivel y, principalmente, la necesidad imperante de llevar a cabo un análisis oportuno y pormenorizado de riesgos, tanto en el contexto interno, como el externo, teniendo en cuenta eventos extremos o, incluso, improbables. Para ello, es importante plantear escenarios alineados a la consecución de los objetivos de negocio, enfocar esfuerzos, tomar las penosas experiencias vividas como referencia de lo vulnerables que podemos llegar a ser, apoyados en metodologías y herramientas que ayuden a nuestras Compañías a tomar decisiones orientadas precisamente a mitigar riesgos para lo cual la principal área que apoyara en estos aspectos es la segunda línea de defensa de una Compañía.

En síntesis, para manejar una adecuada segunda línea de defensa liderada por el departamento de auditoria interna, resulta importante adoptar una cultura de proactividad, anticiparse a la aplicación de planes de contingencia, fortalecer la capacidad de operar frente a disrupciones y, de manera primordial, consolidar y vigorizar las labores de esta línea mediante el involucramiento de los expertos y dueños de procesos hacia actividades como talleres de discusión de vulnerabilidades.

Respecto a ello, y a manera de recomendación, sugerimos evaluar muy detenidamente aquellos riesgos de baja probabilidad y alto impacto, sumando una tercera variable para categorizarlos: la velocidad de respuesta hacia ellos, con el uso de los controles y contingentes vigentes al momento de análisis. Como una de las herramientas para gestionar la crisis, esto permitirá fortalecer los planes de contingencia mediante la asignación de recursos más efectivos. Será necesario, igualmente, estratificar dichas actividades de mitigación, en función de dos variables: nivel de esfuerzo para implementarlas vs. la categoría de riesgo (muy alta, alta, media, baja, o muy baja).

Los servicios de asesoría de BDO ponen a su disposición nuestro equipo de profesionales que le permitan evaluar su departamento de auditoría interna o realizar el trabajo de este departamento, mediante una completa asesoría, entendimiento y evaluación, que permitan identificar un adecuado trabajo para ayudar a alcanzar los objetivo planteados.

Contáctenos

Número Telefónico:
+
Es cliente BDO?:

Enter security code:
 Security code